Se encuentra usted aquí

Almax - Día 4: América Latina encuentra un nuevo espacio

Almax - Día 4: América Latina encuentra un nuevo espacio

Comentamos la jornada final del masivo festival capitalino
Almax - Día 4: América Latina encuentra un nuevo espacio

Domingo 4 de diciembre de 2016 
Corferias – Bogotá 

Los últimos cuatro días, más de 30 agrupaciones del continente se dieron cita en Bogotá.

El cierre estuvo a cargo de House of Pain, Chris Cornell y Paul Van Dyk, uno después del otro en el mismo escenario. El día anterior, luego de Everlast vino Carlos Vives, un cambio radical de ritmo, de idioma y de ambiente, y una prueba de fuego para la escena musical de Bogotá. Colombia no está acostumbrada a la mezcla de géneros y Almax fue un experimento de grandes proporciones.

En la capital, los conciertos masivos no tienen un escenario apto y la construcción de uno lleva años en promesas politiqueras y obstáculos burocráticos. A los melómanos no les queda otro remedio que preparar un kit a prueba de frío y lluvia y pagar los altos precios de boletería, haciendo que asistir a un festival sea un lujo. La mayoría de los grandes conciertos se realiza en las afueras de la ciudad y asistir se convierte en una prueba de amor por la música, con excepción de los realizados en el estadio El Campín, abierto solo para artistas de la talla de los Rolling Stones, Paul McCartney y Foo Fighters, cuyo principal problema son los precios, accesibles para muy pocos.

Desde el jueves hasta el domingo, la ciudad tuvo la oportunidad de recibir casi cincuenta agrupaciones, principalmente de América Latina y Estados Unidos, en un recinto libre de las dificultades del clima y la ubicación geográfica de los demás festivales. Corferias está ubicado en una zona central y, por eso mismo, es el recinto ferial por excelencia en Bogotá desde hace más de 50 años.


El nuevo festival fue una reunión de varias escenas. Una de éstas, la de los pioneros de la mezclas de lo tradicional latino con sonidos electrónicos y batería. Orishas a lo cubano, Sidestepper a lo colombiano y Kinky y Nortec a lo mexicano, rememoraron cómo empezó todo este movimiento sonoro; y fueron complementados por los actuales Systema Solar, Palenke Soultribe y el Instituto Mexicano del Sonido, que a última hora fue cambiado de escenario para rematar el concierto de Carlos Vives, en una combinación de estilos inédita para el público bogotano.

Almax también reunió a los representantes emergentes más destacados del hip hop nacional como Aerophon Crew, Ali A.K.A Mind, junto a otros con más trayectoria como Alkolirykoz, Crew Peligrosos o Rocca y a los clásicos de La Etnnia que, sin duda, es la agrupación nacional con más trascendencia en su género en Colombia.

Como en el hip hop, también hubo una muestra de grupos de rock-pop colombianos como Pedrina y Río, Esteman, Monsieur Periné, Ságan, Revólver Plateado, Diamante Eléctrico, Fatso y Telebit, además de los colombianos 1280 almas, La Derecha y Superlitio, parte de la banda sonora obligatoria del país.

A los grupos colombianos se sumó una gama de sonidos latinoamericanos, de esos que antes tenían su espacio en Rock al Parque y poco a poco fueron desplazados a otros eventos sin lograr la repercusión del reconocido festival. Almax logró poner de nuevo en un mismo cartel a destacados chilenos, argentinos, mexicanos y colombianos.

La muestra más contundente de esta congregación fue el sábado cuando, en menos de cuatro horas, estuvieron en la misma tarima la chilena Ana Tijoux, la banda más reconocida del rock colombiano Aterciopelados y Los Fabulosos Cadillacs, una leyenda en América Latina. Enfrentados a ellos, estaban Catupecu Machu y Carajo de Argentina, con sonidos más pesados, para los rockeros más radicales. 

A lo largo de los cuatro días de Almax, también hubo espacio para las bandas emergentes mexicanas Reyno y Rey Pila, y la mujer protagonista del día de cierre fue Ximena Sariñana, quien ha conquistado poco a poco a los colombianos con su pop y gozó de la aceptación del público que no la conocía gracias a su característica voz.

Los lunares del festival fueron la regular asistencia y la cancelación de Bomba Estéreo a última hora por problemas de salud de su cantante, Li Saumet, y se escucharon quejas por la inasistencia de Tego Calderón, que dejó cojo al colectivo Freaky Soundsystem, impasses por fuera de las manos de los organizadores.

Aunque hubo nombres como Macklemore y Ryan Lewis y Chris Cornell en los cierres, lo cierto es que lo más importante de Almax es que reunió a reconocidos artistas latinoamericanos en un mismo evento y recuperó un espacio que desde hace una década se había perdido.

Renata Rincón
Fotografías: Khristian Forero 

Galería fotográfica 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Shows Chris Cornell Chris Cornell: A contrarreloj 1 año 6 días
Galeria Chris Cornell Chris Cornell 1 año 6 días
Galeria Almax - Día 4 1 año 6 días
Galeria Revolver Plateado Almax - Día 3 1 año 1 semana
Shows Revolver Plateado Almax – Día 3: Con todo el calibre 1 año 1 semana