Se encuentra usted aquí

Día de Rock Colombia: Amarillo, azul y rock

Día de Rock Colombia: Amarillo, azul y rock

El evento dejó huella en su primera edición
Día de Rock Colombia: Amarillo, azul y rock

Sábado 12 de agosto de 2017
Centro de Eventos Autopista Norte - Bogotá

El aprecio que los colombianos tenemos por el rock hecho en casa no se sostiene sobre un patrioterismo vacuo sin mayor consideración, corresponde muy por el contrario a una genuina respuesta ante el talante de una escena que, día a día y a paso firme, se consolida gracias al talento, disciplina y unión de sus exponentes. Prueba de lo anterior fue la multitudinaria concurrencia de seguidores que a bien tuvieron reunirse en el frío de la sabana para presenciar la histórica maratón de rock colombiano de mano de más de treinta actos escogidos entre lo mejor del catálogo nacional.

Desde muy temprano las luces de las tarimas iniciaron su labor, HackMed fue la banda que dio inicio a esta jornada, maratónica y legendaria, seguidos de un toque de punk noventero con Codigo Rojo y K-93; Árbol de ojos y Doctor Krapúla, quienes acompañados por su gran fanaticada lograron congregar a un gran número de personas bajo la enorme carpa. 

Horas más tarde y después de los acordes de Pirañas, el punk de Popcorn, los sonidos fusión y el ska de Lo Ke Diga el Dedo, llegó a tarima la banda liderada por Mauricio Colmenares, Revolver Plateado, la cual se mostró el poder de sus guitarras distorsionadas y la voz rasgada de su líder, demostrando por qué es uno de los nombres protagonistas en la actual escena.d  

Los de Adentro aparecieron en escena y décenas de fanáticos corrieron a su cita con una de las bandas que  en su momento, a principios del milenio, impactaron en el pop/rock con  clásicos como 'Nubes negras' y 'Una canción' a la memoria musical nacional, temas que por supuesto fueron coreados a todo pulmón por los asistentes. 

Velo de Oza y su combinación de la carranga y rock dio paso a The Hall Effect, una de las bandas insignias del rock nacional, la presencia de esta agrupación en tarima se destacó por su calidad en cuanto a la conexión con el público y un gran despliegue en el escenario. A continuación turno para los veteranos paisas Estados Alterados, quienes con sus mejores ritmos de new wave y su conocida 'Muévete' imprimieron el toque bailable en este punto del festival. Como si no fuera poco tuvieron al reconocido Dilson Díaz de la Pestilencia, quien les acompañó en su último tema. 

Así con esta gran sorpresa, los asistentes se darían un giro de 90 grados para ver la poderosa participación de V for Volume encabezada por la bella y explosiva vocalista María José Camargo que se adueñó del escenario bailando de un lado al otro, maravillando al público con su potente energía y el derrecho de elecrícidad de sus compañeros. 

Telebit con su rock alternativo lograron acercar a gran parte del público, en su mayoría joven, quienes bailaron los movidos ritmos y a las penetrantes letras de esta banda capitalina. The Black Cat Bone (TBCB) dio muestra de su conocido rock/country mostrando su calidad musical, la textura de sus guitarras al estilo del blues mientras repasaban varios de sus clásicos. Esta onda no terminó ahí, pues en el escenario de enfrente y segundos después de terminada la participación de TCBC, saltó al escenario Seis peatones, una mezcla de blues, funk y un toque de metal para un sonido fresco e inigualable, que aunque ya con varios años en la escena, sigue mostrándose vigente y potente.

Rocka, liderada por su versátil vocalista Julian Orrego, dio uno de los shows más apasionantes de la noche, cantando con el público, saltando, brincando las barandas de seguridad y demás locuras del frontman. Contaron con la colaboración de Zeta, vocalista de Koyi K Utho, cantando 'Vacíate' para robarse los aplausos del público, mientras otra vez la voz de Rocka hacía de las suyas, trepándose en una de las torres del escenario mientras el staff de la banda y del evento se llevaban una gran preocupación por el artista.

Segundos después, la banda caleña Superlitio hizo su aparición en tarima para poner a correr la montaña rusa de emociones con temas como 'Es viernes otra vez', 'Champetronica' o 'No sé si volverá', que dieron muestra de afinidad con las fusiones y del permanente interés del público por su propuesta. 

Sobre las 6:30 llegó el turno de Tres de Corazón. Los paisas ofrecieron un compacto repertorio comandado por su peculiar mezcla de punk rock melódico con letras de tinte personal. Entre los mejores momentos de su presentación destacó ‘La estupidez de este mundo demente’, tema grabado junto al difunto Elkin Ramírez cuya pista vocal acompañó a la banda en la que no fue la última aparición póstuma del Titán durante la jornada.

Acto seguido subió a la tarima The Mills, agrupación conocida por su sonido melódico y refinado. La media hora de que dispuso la banda fue bien aprovechada y el público respondió en debida forma coreando las letras de cortes como ‘Guadalupe’ y ‘Lobo hombre en París’, el último un cover del recordado tema de La Unión que hace plena justicia al original.

La historia volvía a hacer presencia sobre el escenario con la llegada de Ship, proyecto liderado por el maestro Jorge Barco, leyenda de la escena colombiana. Fiel al estandarte de ambición y experimentación que siempre le ha caracterizado, el maestro Barco condujo a la banda en un set donde brilló la coordinación entre los músicos finalizando con el clásico ‘Cali Girls’.

Don Tetto brindó un repertorio repleto de aquellas canciones que les ganaron buena rotación en las emisoras y, como consecuencia, un lugar privilegiado en los oídos de la audiencia nacional. 1280 Almas, liderada por el carismático Fernando del Castillo, marcó uno de los puntos altos de la jornada al hacer retumbar el recinto con temas como ‘Soledad criminal’, ‘Te veré allá afuera’ y ‘Tu sonrisa’.

Una verdadera leyenda pisaría la tarima en forma de Dilson Díaz liderando La Pestilencia, institución, no ya del rock, sino de la música colombiana en general. Himnos del inconformismo como ‘Fango’, ‘Vive tu vida’ y ‘Soñar despierto’ incitaron al desenfreno entre el público y dieron vida a algunos de los pogos más salvajes del día.

La expectativa por la presentación de Kraken era alta, se trataba de uno de los nombres cumbre de nuestro rock sin la presencia de su fundador y líder Elkin Ramírez. La solución dada resultó adecuada, invitar a otros músicos al escenario para entonar las letras otrora escritas por Ramírez para himnos del calibre de ‘Escudo y espada’ y ‘No me hables de amor’, así como echar mano de la tecnología para usar la pista vocal original de ‘Sobre esta tierra’ para hacer sentir a todos, aunque fuese por unos minutos, que el Titán se encontraba entre nosotros.

I.R.A., barco insignia del punk en nuestro país, acabó con los pocos bastiones de cordura entre el público al destrozar los parlantes con cortes como ‘Botas de hierro’, Sucio plan’ y ‘Batallón I.R.A.’. El guitarrista David Viola y la baterista Mónica Moreno dieron fe de la integridad a prueba de balas con la que han ondeado por años la bandera del punk y sus ideales. Los hardcoreros Ataque en Contra tuvieron su chance para mostrar sus agresivos riffs cargados de bronca hacía la autoridad. Koyi K-Utho con sus característicos maquillajes no fallaron a la hora de traer los sonidos industriales por los que son bien reconocidos en una carpa que ya llegada la 1 de la madrugada acogía a los cientos de fanáticos que se mantenían firmes. 

Día de Rock Colombia demostró que el apoyo es la columna para hacer que el género nacional trascienda; los organizadores de esta idea se la jugaron por crear un espacio que se reclamaba hace décadas, y que demostró que no se necesita un banda internacional para llenar grandes auditorios. El talento en nuestro país no es escaso y por lo contrario estamos llenos de músicos que con garras han popularizado el género desde sus perspectivas. 

Sin perjuicio de algunas complicaciones técnicas que amenazaron con empañar algunas presentaciones, el Día de Rock Colombia estuvo a la altura de las expectativas y las exigencias de un público que ha aprendido a esperar lo mejor de su producto interno. Desde estas líneas felicitamos a los artistas por su compromiso, al público por su acogida y a la organización por llevar adelante esta empresa que, esperemos, nos brinde más ediciones para continuar aportando al fortalecimiento de la escena nacional.

Comentarios: Kerym Rivas y Cristián Contreras 
Fotografías: Khristian Forero 
Galería fotográfica 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Artículos Apocalyptica Apocalyptica: Sofisticada agresión 22 horas 45 mins
Artículos Green Day Green Day – Entre idiotas, el punk y la revolución 23 horas 18 segs
Novedades La Pestilencia La Pestilencia celebra los 20 años del álbum "El amarillista" en vivo 23 horas 15 mins
Novedades Green Day Recomendaciones para Green Day en concierto 1 día 15 mins
Discos La Malasangre Indeleble 4 días 7 horas