Se encuentra usted aquí

Led Zeppelin IV

Led Zeppelin IV

Led Zeppelin IV

Miércoles 13 Julio, 2011
1971. Atlantic

Esta obra magna de Led Zeppelin fue publicada en noviembre de 1971 y en por sorprendente que pueda parecer no tiene un título claro. Jimmy Page decidió editar un album sin mayor información evidente en la superficie para virtualmente querer decir: "si no te gusta la música no lo compres por el nombre que aparece en la tapa". The Beatles habían hecho algo parecido en el álbum blanco (que en realidad es el que lleva el nombre de la banda). Se conoce también como "Zoso" o "el álbum de las runas", a manera de la única identificación aparente de los cuatro integrantes de la banda, los cuatro símbolos vienen a representar a Plant —la pluma en el círculo que simboliza la paz- Page —con la inexplicable runa Zoso-, Bonham — con los tres anillos concéntricos que representan unidad y Jones —con los tres óvalos que convergen en un circulo, símbolo de habilidad y confianza. Este es otro detalle que respondía a los intereses en el ocultismo, una de las tantas fijaciones de Jimmy Page, quien llegó a vivir en el castillo del mago, estudioso de las ciencias ocultas, Aliester Crowley y luego a abrir una tienda de ciencias esotéricas en Londres llamada Equinox. En definitiva "Led Zeppelin IV" le acomoda más en vista que los anteriores tres habían sido numerados.

Según la edición 2000 del libro de records de Guiness, este clásico album de Led Zeppelin es el disco de heavy rock más vendido en los EEUU, con más de 17 millones de copias a su haber, y en noviembre de 1999 —a 28 años de su lanzamiento tiene status de doble diamante, por mas de 22 millones de unidades certificadas en todo el planeta. En su momento también tuvo repercusión, siendo numero 1 en los rankings ingleses y segundo en las listas americanas. Todo esto viene a crearla impresión de un cierto consenso que esta es el opus magna de la banda británica. Peter Grant era el manager de la banda y Jimmy Page, el director de orquesta y productor.

La música de Led Zeppelin en este disco combina el misticismo y las preocupaciones mitológicas (sobre todo en la lírica) con el energético sonido del rock eléctrico y pesado, aunque con un par de desvíos acústicos y folk, que son lógicos al pensar que el anterior álbum, el "Zeppelin 3", era prominentemente anti eléctrico. Con la suma de un nuevo ingrediente al sonido Zeppelin —los teclados y arreglos de John Paul Jones- este vino a convertirse en un válido tercer co-escritor de temas, participando en 4 de los 8 tracks que conforman la placa. El álbum fue grabado en su mayoria, con la solo excepción de ‘Stairway to Heaven’ en una casa victoriana llamada Hedley Grange, por una sugerencia de Fleetwood Mac, quienes habían ensayado en este espacio rural. Con la ayuda de un camión y el estudio mobile de los Rolling Stones, los cuatro Zeppelin se internaron en distintos lugares de este enorme y austero lugar, una clásica construcción de tres pisos, para registrar las tomas de un album tan particular como este. La casa tenía una sala principal tan grande que unía a través de la única escalera al resto del recinto, que se puede empezar a entender porque la batería de Bonham suena como lo hace en ‘When the Levee Breaks’.

Este cuarto disco de Led Zeppelin se muestra la apertura inicial de Jimmy Page y Robert Plant hacia el input que potencialmente brindarían en el resto de la década el bajista John Paul Jones y el baterista John Bonham. Y aunque Jones por ejemplo nunca llegó con una canción totalmente propia hasta el tiempo del 78 con lo que serían las bases del disco "In Through The Out Door", lo cierto es que el bajista llegó con la idea básica del riff intrincado de ‘Black Dog’, que en cierta manera recuerda en su estructura de quiebre instrumental y vocal a ‘Oh Well ‘de Fleetwood Mac. Por otra parte ‘Rock n´Roll’ surgiría de un jam en que la banda estaba tratando de darle forma a otra canción del disco —’Four Sticks’- y Bonham súbitamente toco la intro de batería de una canción de Little Richard llamada ‘Keep a Knockin´’ y Page le contesto con el riff y esa blusera, pero acelerada progresión rock n´rollera. La magia y el misticismo citado con antelación llegan con el bellísimo dúo vocal de Robert Plant y la desaparecida cantante de Fairport Convention, Sandy Denny. Los sonidos folk, célticos y escoceses de ‘Battle of Evermore’, a veces con un extraño parecido a nuestras sonoridades andinas, se ven acentuados por una mandolina debutante a cargo de Jimmy Page. Y este alto contenido mitológico y de creacionismo de la lírica zeppeliana alcanza su clímax con la inmortal ‘Stairway to Heaven’, tema de larga duración y complejo crescendo que proviene de la influencia que ejercieron en Robert Plant las lecturas de la obra de Tolkien y del anticuario ingles Lewis Spencer en el libro Magic Arts in Celtic Britain. Las dificultades que le imponía a Jimmy Page la interpretación de este tema en vivo lo llevó a recurrir a la tan fotografiada guitarra Gibson de doble mástil, para seis y doce cuerdas que facilitan el tránsito entre las cambios de ritmo de esta épica del rock. Stairway surgió en la rutina del Headley Grange y fue compuesta casi en su totalidad en un día y su noche. Page en lo instrumental y Plant en lo narrativo. Aunque tenía una estructura de crescendo a la manera de ‘Gallows Pole’ (del álbum 3) esta era un tanto más ambiciosa y de hecho Zeppelin la guardó para ser grabada en los Island Studios. Fue un gran reto por su progresiva aceleración para Bonzo. Y aunque nunca fue concebida como un single, el tema se convertiría en un standart de radios hasta el día de hoy, tres décadas después.

El resto de los temas son igualmente gloriosos partiendo por un buen adelanto de lo que sería la rítmica rockera ecléctica y la dinámica vocal del disco siguiente, "Houses of the Holy", eso es en pocas palabras ‘Misty Mountain Hop’, un riff blusero, con imaginería espiritual de Escocia. ‘Four Sticks’ también surgió de una improvisación con un piano boogie gentileza de un jam con Ian Stewart y termino siendo orquestada con teclados en los Island Studios, mientras que ‘Going to California’ es un retazo de la acústica folkie americana como una especie de homenaje a la compositora norteamericana Joni Mitchell, quien para aquel tiempo tenía un conocido tema llamado ‘California’. Una oda al hipismo y a los años de poder del amor y las flores, una canción que evoca la nostalgia por la costa oeste norteamericana mientras se aborda un avión transatlántico. Y ‘When the Levee Breaks’ es otro punto alto, a manera de cierre para "Led Zeppelin IV", una re actualización de un oscuro tema de blues de la década del los 20 compuesto por Memphis Minnie McCoy y su esposo. En este track brilla la performance obstinada de bajo y batería, una solo de armónica en reversa, el phasing de la pista vocal y el efecto sónico del productor, Page, para crear un hipnotizador efecto de espiral con el que tema se va diluyendo. Toda un joya de experimentación para producir el mágico cierre de una placa inmortal.

Alfredo Lewin

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Videos Robert Plant The May Queen 2 semanas 5 días
Novedades Robert Plant opina sobre Greta Van Fleet: "Suenan como Led Zeppelin I" 1 mes 2 semanas
Novedades Led Zeppelin Led Zeppelin: Reeditan libro fotográfico de su época de oro 1 mes 3 semanas
Novedades Led Zeppelin Streaming: "Presence" de Led Zeppelin cumple 42 años 1 mes 3 semanas
Novedades Led Zeppelin Led Zeppelin: Escuchamos "Houses of the Holy", a 45 años de su lanzamiento 1 mes 3 semanas