Se encuentra usted aquí

Machine Messiah

Machine Messiah

Machine Messiah

Martes 28 Febrero, 2017

2017. Nuclear Blast

Es cierto que Sepultura debe ser una de las bandas con el pasado más glorioso del metal latinoamericano, años donde -junto a los hermanos Cavalera- engendraron canciones que pasaron más allá de los límites continentales. De eso han pasado prácticamente 20 años, pero así y todo una sombra sigue pesando en una densa, inútil y banal comparación. Max, incluso antes que saliera este catorceavo disco, ya estaba haciendo declaraciones del tipo “¿qué canciones realmente buenas ha sacado Sepultura desde mi salida?” o “Sepultura sin los Cavalera no debería llamarse Sepultura”; y claro, puede tener algo de razón, pero luego de escuchar “Machine Messiah” uno empieza a cuestionarse varias situaciones, al punto de darle la razón a Andreas Kisser, el guitarrista que siempre porfió por continuar con una banda que a ratos se vio en el suelo, pero que hoy muestra un rostro tan brillante que nadie podría cuestionar su actual nivel compositivo.

Desde el primer minuto, en el tema que da nombre a la placa, Derrick sorprende con una interpretación que recuerda a los tonos bajos de Mike Patton, una canción que poco a poco va abriendo nuevos y diversos pasajes que serán la tónica de una producción que procura no casarse con ningún género. Es justamente ese atrevimiento el que más se aplaude en “Machine Messiah”, no sólo por el hecho de hacer cosas pocas veces vistas en la banda, sino porque efectivamente dieron resultados. Las 10 canciones que componen el álbum son eclécticas, heterogéneas, pero consiguen mantener un sólido hilo conductor, sostenido tanto por sus letras, así como por la impecable instrumentación de Kisser y compañía.

Si bien en “The Mediator Between Head and Hands Must Be the Heart” el grupo pretendió enraizar su sonido más thrash, lo cierto es que está vez hicieron todo lo contrario. Este ha sido el lapso más grande entre álbum y álbum, y parece que ese extenso tiempo hizo meditar mejor las cosas y cocinar un disco de vanguardia, con variados elementos que enriquecen la propuesta de los brasileños. Es verdad, quizás “Machine Messiah” suena bien poco al Sepultura que se hizo popular en la primera mitad de los 90’, pero este disco confirma que la mente de Kisser no ha dejado de crear canciones de lujo, muy lejos de lo que ha tratado de transmitir Max en muchas de sus entrevistas.

Si bien la portada creada por el filipino Camille Dela Rosa puede no ser la más afortunada, la elección de Jens Bogren como productor fue una de las mejores decisiones del actual Sepultura. El trabajo realizado en los Fascination Street Studios acercó a la banda al metal más duro, pero también al más experimental, lo que –sumado al espléndido momento de Bogren (también demostrado en el reciente “Gods of Violence” de Kreator)- dio como resultado un aplastante combo de poco más de ¾ de hora.

Si hay algo en lo que Max tiene razón es que Sepultura tiene bien poco de ese grupo de hace 20 o más años. Hoy la banda suena distinta, pero en ningún caso han dejado de hacer grandes discos. Kisser, Green, Paulo Jr. y Casagrande han congeniado un álbum realmente espectacular, diverso, con tantos matices que necesitarás varias vueltas para digerirlo del todo, pese a que desde el primer minuto erizará tu piel con grandes composiciones y un nivel interpretativo soberbio. A todas luces, uno de los mejores discos de Sepultura, quizás no el de antes, el del subconsciente, pero si el de una banda que a esta altura se desliga de la eterna y odiosa comparación con el pasado.

Rodrigo Bravo Bustos

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Threshold Legends of the Shires 3 días 6 horas
Discos Cradle Of Filth Cryptoriana - The Seductiveness Of Decay 1 semana 10 horas
Novedades Panzer Los alemanes Pänzer estrenan lyric video 1 semana 2 días
Novedades Enslaved 'The River's Mouth' es el nuevo videoclip de Enslaved 1 semana 5 días
Novedades Gojira Video: Mira a Gojira tocar en vivo con un baterista de 12 años 2 semanas 5 horas